A fines del siglo XVIII, Francisco de Goya pintó en total ochenta grabados que han pasado a la historia reunidos bajo el nombre Los Caprichos de Goya. Se trata de un conjunto de obras de temática muy variada en las que Goya retrata con ironía a personajes grotescos.

[…]

Lee la noticia completa.

Fuente: www.redaragon.com/cronicas/margenizquierda