El orgullo de vivir muy a las afueras

Las fiestas del Pilar no llegan a Parque Goya. Hasta el año pasado, algunos de los días de esta semana los cabezudos, con sus látigos y coplas, recorrían algunas de las plazas del barrio. Ahora, ni eso. Solo el pañuelo a cuadros de Mariana Bernal, vocal de la asociación vecinal del distrito, hace recordar que en Zaragoza se está en fiestas. La independencia del extremo norte de la ciudad queda patente también en esto.

[…]

Lee la noticia completa.

Fuente: www.elperiodicodearagon.com